Jose luis LemosUOCRA

junio 29, 2016 3:46 pm

Se realizó una denuncia contra la conducción local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), relacionada al posible manejo fraudulento de fondos destinados para las viandas de los laburantes.

Según la grabación de una comunicación telefónica que difundió el programa ‘La cocina política’ (91.7 Estudio Cooperativa), habría un estrecho lazo de connivencia entre la empresa prestadora del servicio y la dirigencia gremial local.

La emisión que conduce el periodista Vicente Calisaya junto con Daniel Gallardo y Paula Monteagudo, “destapó” un episodio poco más que sospechoso relacionado a un presunto “acomodo de proveedores por coimas”. El caso está ligado al suministro diario de viandas para los obreros que trabajan en la Destilería de Luján de Cuyo, afiliados a la UOCRA.

El origen de la sospecha

Producto de la investigación, iniciada por denuncias de algunos trabajadores, llegó al programa radial una grabación en la que se puede escuchar una comunicación del secretario general de la OUCRA en Mendoza, José Luis Lemos, con una persona (identificada como Sergio) que lo atiende en Buenos Aires y le promete “solucionar todo”. El tema a tratar está relacionado con la renovación del contrato por servicios de viandas con almuerzos para los obreros.

Al parecer, el acuerdo con la empresa DC Comidas (Delicias Cuyanas) terminó y surge la necesidad de renovarlo o cambiar al proveedor. Lo que preocupa a Lemos es que la prestadora actual podría ser desplazada, ya que otra empresa habría pasado un presupuesto bastante más barato que el suyo.

remito edit

-Un remito de entrega de viandas en la destilería-

Específicamente, la empresa actual –DC Comidas– cobra $80 (+ IVA) la unidad, mientras que los competidores proponen $60 (+ IVA). Esto le significaría un importante ahorro a los contratistas, lo que tal vez no sea posible lograr, ya que aparentemente, según los denunciantes, en caso de continuar con el mismo proveedor esa diferencia se “desviaría” y no podría aplicarse en mejorar las condiciones de trabajo de un sector con uno de los salarios más empobrecidos de la provincia.

La grabación oculta

El caso se “destapó” cuando la empresa Astra Evangelistas (AESA), concesionaria de obras edilicias en la Destilería de Luján de Cuyo, decidió revisar los contratos con proveedores de viandas, y luego de analizar la relación calidad-precio de una y otra empresa, resolvió comprarle a la nueva postulante, ya que los productos son similares –si no mejores– y además cuestan un 30% menos.

Al parecer, cuando Lemos se enteró del cambio de proveedor se enfureció y decidió torcer la decisión a través de amenazas. “Voy a tener que hacer quilombo”, sugiere el dirigente gremial, cuando lo que aparentemente significaría “vamos a parar las obras”.

De esta forma, el sindicato de la construcción intenta presionar a los empleadores, quienes –víctimas de una aparente extorsión–, deben seguir comprando más caro a los “amigos del sindicato”, en este caso la empresa DC Comidas.

Lo relevante del caso es que, gracias a una grabación, Lemos quedó al descubierto mientras habla con una persona que desde Buenos Aires le promete hacer algo al respecto.

“Parece que le quieren comprar la comida a otra gente (OMS) que venden la vianda a $60. ¿Les quieren dar mierda a la gente? Averiguá. Además, te digo que hay que renovarle el contrato a la gente que está ahora. Vos sabés cómo es el tema, de quién es el negocio. No hace falta que te lo diga. Desde que está esta empresa no hay quilombo. Después me bajan línea a mí”, se puede escuchar claramente en la grabación a la que el gremialista estaba expuesto sin saberlo.

Se cae de maduro…

Aunque la Justicia todavía no tomó intervención en el posible caso de corrupción, lo cierto es que si se analizan los precios actuales de la gastronomía en Mendoza, la connivencia se cae de maduro.

Al respecto, El Ciudadano pudo confirmar que el precio de DC Comidas está muy por encima de los valores actuales, mientras que el de la otra empresa postulada está más a la altura de la realidad inflacionaria. Claro, en ese precio no hay “diferencias” a pagar a terceros, y como son honestos cobran por lo que venden y nada más.

En tanto, la conducción nacional de la UOCRA ya está al tanto de lo sucedido y asegura que va a tomar medidas al respecto. Por su parte, en comunicación telefónica, el secretario de Acción Social del gremio, Carlos Romero, dijo: “No tenía idea de esto que está pasando. Ahora lo vamos a investigar”, para después describir brevemente la realidad que hoy atraviesa el sector. “Tenemos 20.000 desocupados y las obras más importantes están paralizadas. Con eso te digo todo. En Mendoza hay cerca de 3.500 asociados sin trabajo”, aseguró.