video

octubre 26, 2015 5:29 pm

Pasa en la vida real. Un conductor que intentaba salir de un estacionamiento chocó contra tres vehículos antes de poder sacar el propio y emprender la huida.

En el primer movimiento, impactó a un auto vecino y perdió su propio paragolpes. Cuando el copiloto se bajó para evaluar los daños, el conductor no logró controlar la reversa y terminó contra otro auto estacionado un par de metros atrás.

Frente al desastre, sólo le quedaba darse a la fuga. Su compinche recogió la pieza de la carrocería que se había desprendido y como pudo la metió al auto; eso sí, dejó la puerta abierta y en la acelerada pasó tan cerca de otro vehículo que también terminó impactándolo.

 

Dejá tu opinión

comentarios