480

noviembre 3, 2015 5:35 pm

Sin lugar a dudas, este adorable pollito encontró el mejor lugar a la hora de dormir la siesta: junto a su amigo, el gato. Ante la falta de su mamá, este pequeño animal decidió que la mejor compañía era la felina.

Ambos animales se acurrucaron y luego de dar algunas vueltas se quedaron dormidos. ¡No te pierdas el tierno video!

 

Dejá tu opinión

comentarios