TOPSHOTS-HONG KONG-CHINA-POLITICS-DEMOCRACY

septiembre 29, 2014 8:49 am

Policías y manifestantes se enfrentaron el domingo en las calles de Hong Kong, a las que se lanzaron decenas de miles de contestatarios reclamando a Pekín mayores libertades políticas, por lo que el centro de la ciudad quedó casi por completo bloqueado. La campaña de desobediencia civil es cada vez más intensa en la ex colonia británica retrocedida a China en 1997. Los hongkoneses protestan, en particular, contra la decisión de Pekín de limitar el sufragio universal.
La policía lanzó gases lacrimógenos, algo inusual en el enclave, contra los manifestantes prodemocracia, lo que provocó intenso humo. Los contestatarios, por su parte, invadieron y paralizaron una importante arteria céntrica de circulación. “¡Es una cuestión de vida o muerte!”, afirma Chan Kin-man, cofundador de Occupy Central, la organización prodemocracia más relevante.
“No tenemos armas hasta ahora, no hubo una advertencia en cuanto a que lanzarían gases” lacrimógenos, explica a la AFP Harry Hung. “Es increíble, se trata de una manifestación pacífica y la policía emplea la violencia”, agrega Jade Wong, otro manifestante. Éstos protestan contra la voluntad de Pekín de seguir controlando estrechamente la elección de los líderes de este territorio, que goza de más libertades políticas que el resto de China.
En medio de las nubes de gas, muchos manifestantes gritaban “¡qué vergüenza!”, constataron periodistas de la AFP.
En un primer momento, los agentes echaron mano de gas pimienta para dispersar a los manifestantes, que abarrotaron una de las principales avenidas de la ciudad tras saltarse un cordón policial.
Los manifestantes lograron paralizar el tráfico en la avenida Connaught Road, una de las principales de la ciudad. Se dirigían al edificio que alberga al gobierno y al Consejo Legislativo, frente al cual hay manifestantes acampando desde el viernes.
El gobierno chino manifestó su apoyo a las autoridades de Hong Kong, y advirtió que se opone a “toda actividad ilegal que pueda minar el imperio de la ley y poner en peligro la tranquilidad social”.

Dejá tu opinión

comentarios