smart

abril 24, 2016 11:09 am

La mayoría de los usuarios de dispositivos móviles en la Argentina afirman estar preocupados por la seguridad de sus datos, pero son muy pocos los que toman algunas medidas para evitar que otros accedan a ellos, según reveló un estudio privado. Esta es una de las conclusiones que se extrae de la última encuesta realizada por Avast, creador de un conocido antivirus para móviles a nivel mundial.
Según el estudio realizado en el último trimestre de 2015, solo el 27,1 por ciento de los smartphones están protegidos por contraseñas. En la misma encuesta, el 70,47 por ciento aseguró estar preocupado o muy preocupado ante la posibilidad de que alguien pueda acceder a la información personal que se encuentra en su equipo. “Mientras que los argentinos están preocupados por su privacidad, hay una desconexión entre esa preocupación y las medidas tomadas para protegerse”, explicó Vince Steckler, Chief Executive Officer de Avast. Explicó que “los usuarios tienen una multiplicidad de dispositivos y contraseñas que deben memorizar, lo cual puede ser abrumador, y es en ese punto que los usuarios eligen prácticas poco seguras que ponen su privacidad en riesgo”.
El estudio reveló que el 42.73 por ciento de los argentinos clasificó a los cibercriminales como el primer tipo de personas que no les gustaría que tuviera acceso a sus teléfonos. Al indagar sobre la información personal que los usuarios guardan en sus dispositivos móviles el 56 por ciento dijo que corresponde a mensajes de texto, el 28 por ciento a fotografías privadas y el 17 por ciento a información bancaria. Seguidamente, el 29 por ciento respondió que la aplicación que contiene la mayor parte de esta información es WhatsApp y el 19 por ciento dijo que dicha app es Facebook.
Filip Chytry, manager Mobile Threat Intelligence, señaló: “Es genial que WhatsApp haya tomado la iniciativa de encriptar todos los mensajes enviados a través de su servicio –finalmente están siguiendo los estándares de seguridad que ya otros servicios implementaron, como Telegram. Para el usuario, encriptar de extremo-a-extremo implica mayor seguridad para todos los que usan el servicio. Al encriptar, WhatsApp no puede ver el contenido de los chats, sin embargo, es muy importante saber que la metadata sí sigue siendo visible. Por ejemplo, pueden ver con quién te comunicas, pero no leer ni escuchar el contenido de los mensajes.
Además, es importante entender que algunos mensajes pueden no estar encriptados, dado que debe actualizarse el Whatsapp a su última versión antes de poder activar el encriptado de extremo a extremo. Esto quiere decir si un usuario tiene la versión actualizada pero se comunica con otro que aún no actualizó, el chat no será encriptado. Esto puede ser especialmente recurrente en los chats de grupo, donde si uno de sus miembros no tiene la encriptación activada, el chat entero es inseguro. Se puede identificar el encriptado por un pequeño candado que
aparece en el chat.

Dejá tu opinión

comentarios