ONU

mayo 7, 2015 5:05 pm

Yemen ha pedido ayuda al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para solucionar su conflicto interno con los rebeldes hutíes, agravado desde finales de marzo. Mediante una carta enviada por su embajador en la institución, Khaled Alyemani, la nación árabe reclama a la comunidad internacional que “intervenga con tropas terrestres” para salvar al país.

La petición se produce en el marco de una ofensiva de las fuerzas rebeldes hutíes, un grupo armado chiíta adherido a una rama del islam denominada zaidismo, en el sur del país. Las ciudades meridionales de Adén y Taiz padecen los ataques del grupo insurgente. Preocupada por la suerte de sus habitantes, la ONG “Human Rights Watch” ha advertido mediante un comunicado que “los ataques deliberados contra civiles y la toma de prisioneros son crímenes de guerra”. Por ello, el responsable de esta organización en Nueva York ha exigido a los hutíes que “protejan a los civiles, no que los aterroricen”.

Según un responsable sanitario de Adén, este pasado miércoles murieron 32 civiles y 67 resultaron heridos durante los combates en la ciudad. Los fallecidos, asesinados con disparos de obús, intentaban escapar a través del puerto de la ofensiva armada en el centro del municipio. El dirigente de un grupo paramilitar ciudadano encargado de luchar contra los hutíes, Ali al-Ahmadi, ha responsabilizado a los rebeldes de estas muertes.

Una coalición internacional dirigida por Arabia Saudí combate a la insurgencia hutí desde el pasado 26 de marzo. Según datos proporcionados por las Naciones Unidas, el conflicto ha provocado la muerte de 646 civiles y ha dejado 1.364 heridos.

 

Dejá tu opinión

comentarios