XLS copia

junio 25, 2016 9:24 am

La posibilidad de transmitir video en vivo por YouTube existe desde 2011 y es un servicio muy popular, pero no se podían hacer fácilmente desde el celular. Y esto fue aprovechado por Twitter primero con Periscope, y luego Facebook con Facebook Live.

El viernes 24 de junio, la compañía confirmó que sumará la posibilidad de hacer streaming de video desde el celular a la próxima versión de la aplicación de YouTube para smartphones; promete ser una experiencia tan sencilla como la de sus competidores: simplemente tocar el botón de “grabar” y mirar a la cámara; permitirá también ver comentarios de la audiencia (como en Twitter y Facebook).

YOUTUBE VIVO

 

Facebook no se queda atrás: el miércoles anunció que en las próximas actualizaciones de la aplicación incluirá la posibilidad de hacer una transmisión aplicando un filtro al estilo de Snapchat (que agrega un “disfraz” a la cara de la persona en cámara, y sigue su movimiento, gracias a la compra de MSQRD). Pero también permitirá combinar dos transmisiones en una, para entrevistas entre usuarios remotos, conversaciones, etcétera. Y programar las transmisiones, algo útil para quienes quieran promover una transmisión antes de que esta se ponga al aire, y así ganar más audiencia.

¿Por qué hay una apuesta tan grande de todas estas compañías por el video? Es fácil: porque si el video convencional (el que se graba primero y se sube más tarde a algún servicio online) ya era muy popular, el video en vivo lo es todavía más:

-genera más interacción
-fomentan el sentido de pertenencia,
-logran una mayor permanencia, (objetivo máximos de cualquier plataforma social)

El video en vivo hace que la gente se quede más tiempo usando la plataforma y fomenta la idea del uso compartido de la herramienta: todos viendo algo en simultáneo. Los videos en vivo generan más reacciones entre los usuarios: logran 10 veces más comentarios por publicación, según Facebook.

FACEBOOK TRANSMISION EN VIVO

El aspecto de Facebook con sus próximas actualizaciones.

El desafío estará, para estas compañías, en evitar lo que le sucedió a Chatroulette, un servicio de video en vivo que nació como una forma de generar conversaciones espontáneas y degeneró en un sitio en el que la mayoría del contenido no era apto para todo público; en teoría, tanto YouTube como Facebook tienen las herramientas para evitar que esto suceda.

Dejá tu opinión

comentarios